candorblog-03

La comunidad de emprendedores que nos imaginamos para el futuro

Manu y yo venimos de espacios alejados del emprendimiento. Estamos acostumbrados a espacios con más reglas y estructuras jerárquicas. Creemos que esto nos brinda una ventaja para entender mejor cómo se da la relación entre emprendedores.

Si bien, ahora somos parte del campo del emprendimiento, tenemos herramientas que nos permiten analizarlo desde lo externo.

Percibimos un campo competitivo, lleno de personalidades fuertes, con personas seguras de sí mismas y personas extrovertidas que se les facilita compartir lo que hacen.

Pero, ¿qué pasa con las personas que no tienen esas características? Esas personas introvertidas o personas de minorías que no encuentran en los espacios de emprendimiento un espacio cómodo para expresarse.

Creemos que para el futuro se hace necesario ser capaces de construir un espacio de emprendimiento diverso y comunitario, en los cuales el intercambio de ideas sea horizontal y receptivo.

Nos imaginamos espacios en los que cualquier persona se sienta cómoda de participar y salga del espacio enriquecida, con contactos nuevos, con metodologías nuevas o con críticas constructivas.

Al final, la innovación aparece cuando somos capaces de establecer conexiones donde nadie más había podido hacerlo. Y tenemos claro que el miedo se diluye cuando hay comunidad. La comunidad hace que se pase del miedo a tener una misión.